Un poco de historia IV

87

Echarle le culpa a España es una arraigada costumbre en América latina, un complejo que no hemos podido superar. También lo es quejarse de que si nos invadieron o explotaron, asunto que ya abordé en otro artículo.

La España de hoy no es ni en sus personas ni en sus instituciones la España medieval que encontró el nuevo mundo. España en 1492 culminaba la guerra más larga de la historia de la humanidad: la reconquista. Una cruzada religiosa, racial y cultural contra el moro musulmán.

Esto explica varias cosas, porque apelaban a la violencia, porque no vinieron con espíritu de empresa sino como una aventura, una cruzada literalmente. En contraste los británicos llegaron con sus familias a América del Norte a fundar granjas, y los franceses a comerciar pieles. Si hubo conquistadores nosotros mismos somos sus descendientes, nadie volvió a España.

España a principios del siglo XVI estaba gobernada por la dinastía de los Austrias, quienes tenían el poder sobre España, Sicilia, los Países Bajos, el Sacro Imperio y el Nuevo Mundo. Y para pagar sus costosas guerras religiosas en 2 frentes contra los musulmanes y contra los protestantes sacaban los recursos de las recién encontradas tierras americanas.

Esto es relevante porque la primera vez que se menciona Venezuela con ese nombre y ese territorio fue en un contrato de alquiler que hizo el rey a la familia de banqueros alemanes Welser en 1529, y porque explica el comportamiento mercantilista y depredador que usaban los españoles, tomando lo que no era suyo para pagar sus deudas tal y como hacen ahora los socialistas.

Fue así como lo que a veces fueron negociaciones con los indígenas, se volvió abierta hostilidad y esclavitud. Y la población y cultura aborígenes fueron diezmadas. En la mentalidad europea había que buscar una base legal para el uso de las tierras y habitantes de América, y la encontraron en la cruzada: España estaba para cristianizar a los indígenas, librarlos de sus ídolos paganos. Por eso se establecieron encomiendas, donde los indígenas que no conocían la agricultura y cría eran hechos trabajar bajo la excusa de la conversión.

Con pocos indios a los que no se podía explotar mas allá de límites legales, se trajo esclavos africanos a los que se les negó toda traza de humanidad, así se creó una pirámide racial con el español ibérico en la cima.

Los españoles monopolizaban el comercio, controlaban los precios y las tazas, lo que produjo escasez, inflación y mercado negro. ¿Se les parece a algo?, ¿qué hicimos los venezolanos cuando nos explotaban y nos quitaban el fruto de nuestro trabajo?, nos independizamos.

Luego España siguió su rumbo, Rafael Urdaneta fue a firmar el tratado por el que España reconoció la independencia de Venezuela en 1845 y donde ambas naciones se reconciliaban. Muchos españoles encontraron refugio en Venezuela durante la guerra civil y el Franquismo, y en una visita del Rey a Venezuela en 1985, obsequió una réplica de la Santa María, conmemorando el primer encuentro de España y Venezuela en 1498. Misma réplica que fue transformada en una del Leander el barco de Miranda, en un gesto de desprecio inútil, y en una de esas muchas instancias donde el socialismo le cambia el nombre a algo porque es incapaz de crear.

La España de hoy es una nación moderna integrada a la Unión Europea, con una monarquía constitucional e instituciones democráticas ocasionalmente amenazadas por los proyectos hegemónicos socialistas venezolanos.

Los socialistas como siempre buscan en España la excusa para la pobreza y la desigualdad, para el tiempo perdido (porque en 18 años de revolución ¿Qué ha mejorado?), y el trabajo mal hecho, diciendo que el eterno imperialismo y monarquía español nos hizo así y conspira para que sigamos así.

Y España no está haciendo nada, mientras si a algún representante de España se le ocurre opinar de Venezuela ya lo tildan de fascista (siendo que el rey Juan Carlos fue el que desmontó el fascismo), Venezuela si puede financiar proyectos y campañas para desmontar la democracia de España, y si lo que los ofende es la monarquía cuando los reyes tienen atribuciones limitadas, ¿Qué mas monarquía que alguien que cambió la constitución para darse mandato de por vida, nació pobre y murió rico, y hacia de su palabra ley?.

La última vez que un individuo nos trato como súbditos, que había que hacer las cosas por el o para él, aun con hambre y desempleo sin ofrecer nada, nos independizamos.

Es el propósito de esta serie de artículos, ir paso a paso repasando la historia de Venezuela, demostrando que nunca fue liberal, que desafortunadamente la industria, el trabajo y la productividad nunca estuvieron presentes.

Sin embargo, no es para buscar excusas, perpetuar complejos y buscar culpables. Al contrario, es para despertar conciencia y desaprender esos complejos.

Andrés González
Ingeniero de Petróleo, Geólogo y escritor ocasional de Cabimas, Venezuela, actualmente en Santiago de Chile.

COMENTARIOS